Ermita de San Cristóbal

Escorihuela

Vista general de las ruinas del edificio.

  • Acceso: Desde el casco urbano de Escorihuela, se toma la Pista de Castelfrío (antiguo camino de Corbalán), que parte de la carretera TE-V-8002 con dirección Sur. Tras pasar junto a la última nave agrícola y cruzar el barranco de la Hoya, las ruinas de la ermita se localizan a mano derecha del camino, a unos 200 m. de éste, pudiéndose acceder por una senda.
  • Visita: libre, 0-24 horas, lunes a domingo.

La Ermita de San Cristóbal de Escorihuela sigue el característico esquema del gótico rural turolense, con estructura de arcos diafragma y cubierta de madera; puede datar de las últimas décadas del siglo XIV o ya del siglo XV. Se trata de un edificio de planta rectangular, realizado con fábrica de tapial, sobre muro de mampostería trabado con mortero de yeso, revistiéndose con ese material el interior y el exterior del muro. Posee tres tramos, separados por arcos-diafragma apuntados, que en su momento sustentaban una cubierta de madera; la fábrica de los arcos está realizada con sillarejo de mala factura (la rosca) y mampostería (resto estructura). También están revestidos de yeso con un agramilado que imita un falso despiece.

El vano de acceso se encontraba en el lateral oriental, si bien es posible que éste responda a una reforma del edificio y que en origen se situase en la fachada meridional, localizándose en la oriental la cabecera del templo.

El templo resultó parcialmente destruido durante la Guerra Civil.

Vista de los restos del edificio, de la cabecera a la puerta abierta a los pies.