La Torrecilla de Escorihuela

Vista general, antes del inicio de las excavaciones arqueológicas.

  • Acceso: Situado muy cerca del merendero de La Torrecilla, próximo a la carretera que va de Escorihuela a Cedrillas y El Pobo (TE-V-8002), a unos 5 km. de Escorihuela.
  • Visita: libre, 0-24 horas, lunes a domingo.

La Torrecilla de Escorihuela es un asentamiento andalusí en una ubicación inusual dentro de lo habitual en el valle del Alfambra. En el siglo XI y principios del XII, la vega del bajo y medio Alfambra estaba densamente poblada, con alquerías formadas por agrupaciones de cuevas artificiales muy próximas a las tierras de labor, que se beneficiaban de una importante red de acequias. Estos asentamientos se encontraban asociados a estructuras de carácter defensivo, ya fuera en otras cuevas excavadas en escarpes rocosos difícilmente accesibles o fortificaciones en lugares elevados. La vega también era cruzada por rutas importantes, incluido el camino que conectaba Valencia y Zaragoza.

La Torrecilla de Escorihuela es uno de los pocos asentamientos islámicos que se encuentran alejados de la vega. Se ubica en un pequeño rellano en la vertiente oriental del valle, a una altitud de 1.321 m.s.n.m., mucho más cerca de la línea de cumbres que del río. Muy cerca se encontraba una fuente, tradicionalmente utilizada para abrevadero.

Las investigaciones arqueológicas en La Torrecilla han revelado estructuras de construcciones de mampostería que delimitan espacios cuadrados y rectangulares, algunos con subdivisiones intermedias y una aparente calle. Se han excavado parcialmente tres de esos espacios, delimitados con muros de entre 50 y 80 cm de ancho. Los restos muebles descubiertos fueron escasos, fundamentalmente cerámica andalusí no vidriada, pero también una redoma vidriada. Los estudios sugieren que el asentamiento tenía una marcada orientación ganadera. La ubicación permitía aprovechar los pastos mediterráneos en primavera y otoño y, posiblemente, el traslado del ganado a las zonas más bajas del valle en invierno.

Aunque se ha avanzado en la comprensión de este asentamiento, quedan preguntas sin respuesta, como si La Torrecilla era un asentamiento permanente o estacional, y cómo se relacionaba con otros asentamientos en el valle. Para responder a estas preguntas, se necesitarán futuras investigaciones arqueológicas.

Ortofotografía de los espacios excavados.

Mesa de interpretación, con el yacimiento al fondo.