Iglesia Parroquial de Nuestra
Señora de la Asunción

Fuentes Calientes

Vista general del edificio desde la vega.

La iglesia de la Asunción en Fuentes Calientes sigue el típico diseño de los templos del siglo XVI en tierras turolenses, con una nave única compuesta por tres tramos rectangulares y capillas laterales entre contrafuertes. La cabecera es poligonal, y todo el conjunto está cubierto con bóvedas de crucería estrellada. Estaría concluida, al menos en lo fundamental, en el año 1553, documentándose la presencia de los canteros Pedro de Casanova y Juan de Palacios.

Un aspecto interesante de este templo es su posición totalmente exenta, sin edificios adosados, lo que permite apreciar claramente la estructura interior desde el exterior. Esta característica le confiere «el aspecto sólido, el aire severo y la apariencia un tanto tosca» característicos de las iglesias del siglo XVI en el sur de Aragón.

La torre, de mampostería y sillería, está adosada al ábside también y se presenta con sobriedad y severidad. Dividida en tres tramos, destaca por sus vanos en el piso superior, rematados por un puntiagudo chapitel, y por sus grandes gárgolas en las esquinas del último cuerpo.

Fachada y portada del edificio.

Torres y cabecera poligonal.