Molino de Fuentes

Vista del exterior.

  • Acceso: Se sale del casco urbano por el camino de la Magdalena, con dirección Norte, pasando por la balsa de Carralidón; al Norte de esta última se encuentra el Molino, visible desde la pista.
  • Visita:
      – Exterior: libre, 0-24 horas, lunes a domingo.
      – Interior: consultar llamando al teléfono: 978 77 55 13.
  • Web: http://www.sipca.es/censo/15-INM-TER-029-111-5/Molino.html

Muy cerca de las últimas casas del pueblo, aguas arriba del Arroyo de la Vega, se encuentra el Molino de Fuentes Calientes. A él se accede por un cómodo camino, tras pasar por una amplia balsa situada sobre los huertos de Carralidón. Se trata de un paraje extraordinario dentro del Altiplano, tanto por la presencia de una vega con docenas de pequeños huertos y cientos de chopos cabeceros, como por la propia existencia del Molino. Además, es el único ingenio hidráulico de entidad de esta alta y extensa llanura que se sitúa entre los ríos Alfambra, Jiloca y Pancrudo.

El Molino ocupa un espacio destacado dentro de este pequeño vergel, al pie de la Alberca, una de las mayores balsas con las que cuenta todo el Altiplano. Es un molino hidráulico del siglo XVIII, que ha sido completamente restaurado y que cuenta con tres plantas. En ellas se conservan, tanto las zonas de molturación como las de decantación. La maquinaria que se conserva en el interior del molino data de finales del siglo XIX e inicios del XX y sus materiales proceden, tanto del resto de España como del extranjero. Este molino permitía moler el grano producido en los extensos campos de cereal de toda la contornada.

Junto al espacio destinado a la molienda, se conserva la vivienda del molinero, lo que hace del conjunto un espacio singular y de gran interés, de cara a comprender la importancia del agua para las gentes de Fuentes Calientes y de las poblaciones próximas.

Maquinaria del molino.

Balsa de Carralidón.