Estación de ferrocarril

PERALES DEL ALFAMBRA

Vista aérea.

  • Acceso: Se accede por un camino que sale de la parte posterior de la iglesia parroquial, pasa junto al antiguo castillo y se dirige hacia la antigua vía férrea; una vez en ella, seguir dirección Norte (a la derecha del camino) hasta llegar a la estación.
  • Visita:
    – Exterior: libre, 0-24 horas, lunes a domingo.
    – Interior: no hay habilitado horario específico de visita.
  • Web: http://www.sipca.es/censo/15-INM-TER-029-182-3-15_2/Muelle.html

La estación de ferrocarril de Perales del Alfambra, integrante de la línea Teruel-Alcañiz que nunca llegó a terminar de construirse, refleja la tipología arquitectónica diseñada por el ingeniero Bartolomé Esteban en un estilo historicista. Este conjunto, conformado por el edificio de viajeros y el muelle de carga, sigue la misma línea arquitectónica que otras estaciones, como la de Alfambra.

El edificio de viajeros, realizado principalmente en piedra con sillares regulares y almohadillados en zócalos y esquinas, presenta una estructura rectangular de dos alturas. Destaca un «torreón» de tres pisos en uno de los extremos, con una disposición de vanos que aporta apertura y plasticidad al edificio. En la primera planta, los vanos son de medio punto, con un saliente poligonal que actúa como mirador en línea con el torreón. El piso superior, separado por una doble imposta, exhibe ventanas en arco rebajado de ladrillo. El torreón remata en ladrillo, replicando la tipología y decoración de las ventanas de la segunda planta a modo de galería. La cubierta, realizada con teja árabe, se sostiene sobre una armadura de hierro.

En cuanto al muelle de carga, también de planta rectangular y una sola altura, presenta una estructura diáfana y está cubierto a doble vertiente. Construido con sillares de piedra almohadillados en esquinas y bandas verticales, se destaca por una gran puerta flanqueada por ventanas en arco rebajado en la fachada principal. La trasera exhibe una puerta grande con ventanas adosadas, todas coronadas por un arco rebajado continuo en un remate triangular configurado a modo de frontón. Los laterales cuentan con dos niveles de vanos, con puertas en la parte inferior y pequeñas ventanas en arco rebajado en la superior, dispuestas a modo de galería. La cubierta se completa con teja sobre armadura metálica.

Vista aérea.