Iglesia parroquial de Nuestra
Señora de la Asunción

Perales del Alfambra

Vista desde el exterior.

La Iglesia de la Asunción de Perales del Alfambra, es templo del siglo XVII, con fábrica de mampostería con sillares en esquinas y vanos. Su estructura, un tanto heterogénea, refleja diversas etapas de construcción, con una cabecera  y un primer tramo de mayor altura que el resto del templo. Concebida con el habitual diseño de tres naves cubiertas por bóvedas de cañón con lunetos, experimentó transformaciones con la adición de varias capillas. Destaca la capilla del Olivar, con una imponente portada manierista que evoca la Capilla de los Reyes en la Catedral de Teruel y que perteneció a Fr. Juan Cebrián.

El presbiterio llama la atención con una gran cúpula vaída adornada con los evangelistas en las pechinas. Aunque la iglesia carece de imágenes de interés, cuenta con dos destacadas piezas de orfebrería gótica de la segunda mitad del XV: un esbelto cáliz, único por su combinación cromática de plata y detalles sobredorados, y un relicario, ambos procedentes del taller turolense. Además, se encuentra un sencillo cofre de la segunda mitad del XVI.

En el exterior, destaca la peculiar torre construida alrededor de 1920 por Benón Fuertes, albañil local. La torre presenta tres cuerpos, predominantemente de piedra, con adornos en ladrillo que, junto con los arcos túmidos del campanario, le confieren un aire neomudéjar o islamizante, ajeno al característico mudéjar turolense.

En la parte posterior del templo se encuentran los restos del antiguo castillo, que sirvieron como campanario hasta la construcción de la mencionada torre.

Torre-campanario.

Vista interior de una de las capillas laterales.